Select Page

10 Imágenes de virus mortales captadas por el microscopio

Salud

Desde las enfermedades más cotidianas, como la influenza y la viruela, hasta una de las más peligrosas, como es el VIH, todas han sido estudiadas gracias al detalle que brinda el microscopio. Esta herramienta capta cada elemento que se pone bajo su lente de un modo imposible de alcanzar para el ojo humano; lo cual además de ser instructivo, resulta fascinante de ver.

1. Zika

© CDC/ Cynthia Goldsmith / Wikimedia

El zika es una enfermedad transmitida por la picadura de mosquitos infectados. Sigue existiendo aún, y apenas para el 2018 se comenzó a hablar de pruebas en humanos para una vacuna. Sus síntomas incluyen: dolores de cabeza, erupciones, fiebre, conjuntivitis y dolores articulares. El mayor riesgo radica en las mujeres embarazadas, pues el virus puede desarrollar microcefalia en el feto.

2. Marburgvirus

© CDC/ Dr. Erskine Palmer, Russell Regnery, Ph.D. / Wikimedia

El marburgvirus, es una enfermedad sumamente peligrosa que inicia con una inflamación de los ganglios y continua con complicaciones graves y extendidas hasta por cuatro semanas. Estas incluyen fiebre, hemorragias, anorexia, complicaciones en el páncreas, y muerte. Los ensayos en humanos para una vacuna definitiva se continúan realizando.

3. Ébola

© Thomas W. Geisbert, Boston University School of Medicine / Wikimedia

El ébola se transmite por fluidos infectados de monos, murciélagos de la fruta y personas. Sus síntomas inician con dolores de cabeza, garganta y musculares, acompañados de fiebre. Suelen empeorar con náuseas, vómitos, diarrea y en casos más graves, desde un fallo renal y hepático, hasta hemorragias internas. Actualmente, continúan los ensayos de la vacuna que se espera erradique esta enfermedad mortal.

4. Hepatitis B

© Nephron / Wikimedia

La hepatitis B, se caracteriza por deteriorar el hígado, iniciando con una inflamación y culminando en el peor de los casos con cáncer o insuficiencia hepática. Se contagia a través de fluidos corporales humanos y no tiene cura, pero sí vacuna preventiva y tratamientos farmacológicos.

5. Rotavirus

© Dr Graham Beards / Wikimedia

El rotavirus es una de las enfermedades de infección intestinal más comunes. Los niños son quienes mayormente suelen padecerla, aunque se puede presentar en adultos. Consiste en cuadros de diarrea y vómito que desencadenan una grave deshidratación. Si bien no hay un tratamiento farmacológico contra el virus, sí existe vacuna y en el caso de contagiarse, el descanso y los sueros suelen ser suficientes.

6. Fiebre amarilla

© Erskine Palmer, Ph.D. / Wikimedia

La fiebre amarilla transmitida por la picadura de mosquitos infectados con el virus puede llegar a ser un padecimiento pasajero que solo desarrolle un cuadro febril. En algunos casos, puede desarrollar una enfermedad con sintomatología hepática y hemorrágica que, en un 50% de los casos, puede ser letal. No existe cura para los pacientes ya contagiados, pero sí vacuna preventiva.

7. Influenza

© Cynthia Goldsmith / Wikimedia

La gripe, también conocida como influenza o gripa, es una enfermedad muy común, pero no por eso menos peligrosa. Si bien en la mayoría de los casos el paciente puede mejorar con el transcurso de los días con buena hidratación y reposo, existen casos que se complican al punto de llegar a la hospitalización. Las vacunas preventivas anuales son la clave para fortalecer el sistema inmunológico.

8. VIH

© C. Goldsmith / Wikimedia

El VIH/sida es una enfermedad transmitida por fluidos corporales infectados con un tipo de lentivirus. Esto predispone un periodo de incubación y desarrollo lento pero progresivo, en el que empieza a fallar el sistema inmune. Como consecuencia, brinda mayor entrada a infecciones e incluso cánceres que, con el tiempo, acaban con la vida del paciente. Los tratamientos no curan la enfermedad, pero hacen más llevadera la vida del paciente, mientras que las vacunas siguen en periodo de investigación.

9. Hantavirus

© CDC/Cynthia Goldsmith / Wikimedia

El hantavirus es un grupo de virus transmitidos por roedores infectados. Puede desencadenar fiebres hemorrágicas o fiebres hemorrágicas con complicaciones renales, las cuales son muy peligrosas por sí solas, pero no se comparan con la gravedad de síndrome pulmonar por hantavirus, el cual es letal. Actualmente, existen tanto tratamiento como vacuna preventiva.

10. Sarampión

© CDC/ Dr. Edwin P. Ewing, Jr. / Wikimedia

El sarampión, en la mayoría de los casos, es una enfermedad cutánea infecciosa que desarrolla fiebre y sensación de debilidad en el cuerpo. Si se complica o el paciente no tiene un sistema inmunológico fuerte, desencadena inflamación pulmonar y cerebral, que pueden amenazar la vida del paciente. La vacunación contra este tipo de infecciones se debe realizar desde la infancia, pues los niños suelen ser los más propensos a padecerlas.


Genial.guru